15 nov. 2009

Mirá sus ojos, podrás ver el sol

"Ningún sistema consistente se puede usar para demostrarse a sí mismo."
Kurt Gödel


Cuando no teníamos el celular a mano usábamos la telepatía que es buena manera de comunicación, pero muy desgastante. Simplemente se entrecierran los ojos de la consciencia hasta el aparecer fortuito de nuestros deseos y represiones. Es útil en este caso acostarse sobre algún objeto familiar en la oscuridad y con la mente desesperada por comunicarse. Las primeras veces resultan torpes y solo parecen sueños conscientes. Mi maestro en todo esto, quien fue arrojado a mi guión por obra de Quiénsabe, podía hacerlo incluso totalmente despierto. Con él y con mi madre eran las comunicaciones más habituales. Los únicos que conozco con la capacidad de estar disponibles todo el tiempo para charlar un rato. Mi maestro lleva el nombre de un profeta y mi madre piensa que habla con espíritus que han muerto o que jamás vivieron. En realidad habla con otros que como yo practican su telepatía mientras se burlan de crédulos y chupacirios. Todos fuimos objeto de estas burlas a la esperanza alguna vez.

Era domingo, me encerré en mi habitación correspondiente a octubre de 2009 para dedicarme a practicar. Mi inconsciente se apuraba por olvidar algo y aleatoriamente me hacía olvidar otras cosas. Entre ellas mis cigarrillos y mi celular en la casa de Matías. Cerré los ojos al mundo y me dispuse a volar por mi refugio inmenso de 1600cm3*.  Viajé a un escenario para poner en práctica mi nueva afición holística. Era una terraza ocre y sucia bajo un cielo en eterno atardecer y nubes  tóxicas. Mi maestro subía subrepticiamente por una escalera lateral, no vuela más porque no puede controlar la espectacular velocidad que a veces desarrolla y de la cual es adicto. Él usa su habitual ropa casual sport de tonalidades marrón y beige. Está acompañado por otro tipo vestido de negro y con una remerita debajo de su jacket de motonauta con rayas blancas y negras horizontales.


Hablamos sobre la telepatía, recuerdo que le dije:" ¡Esta es la primera comunicación de este tipo en el mundo, hay que documentarla de algún modo!" Él sonrió ante mi ímpetu ignominioso y juvenil. (Son graciosos los juegos que a veces nos hace el inconsciente cuando le damos solo un poco de poder. Realmente no es la primera vez que lo hacemos, pero a mí o a mi personaje-enlace le pareció muy real esta idea) Cuando pude sintonizarme y lograr un estado mayor de consciencia le pregunté sobre su técnica para estar siempre online en esto de la telepatía. Entonces él dijo "Dum" y lo deletreó 2 veces, pero no pude escucharlo claramente. ¿Qué? objeté y dijo: "Dum con hache en el medio"**. Volví a insistir sobre mi pregunta, habló rápido y con aires de grandeza como acostumbra y como se merece. Le dije: "¡Sí, sí! ¡Papus y todo lo otro, eso es demasiada matemática para un poeta!", interrumpíéndolo; me sabía todo su espiche de memoria y ya no me sorprendía. Entonces desplegó un aura sepia hacía todo el escenario y me dijo en un tono entre beligerante y sexual mientras me miraba agazapado y el otro tipo estaba de pie observándonos desde un costado, estas palabras:

-¿Cómo hacés para sacar la lengua extranjera hacia el mundo?
Sin dudarlo y en tono de burla le saqué mi lengua. Mi maestro siempre un paso más adelante, sonrió.
-¿Y para volverla al interior del mundo?
Guardé mi lengua y cerré mi boca en gesto triunfal.
-Bueno, con los ojos es igual, es lo mismo- Sentenció

Entristecí. Mi vista siempre fue mi humillación, tal vez la peor desgracia y el motivo de buscar y encontrar otros defectos para que ella no sea el único objetivo del asco de los demás.

Le conté que mis ojos son débiles. Pensó sólo un segundo y lentamente comenzó a pararse adoptando la posición de un oso atacando. Fue terrible verlo delante de un cielo naranja por demás, con nubes más cercanas a Hollywood que al barrio porteño donde nos encontrábamos.

-¿Ves? enfocaste rápidamente hacia el peligro. Así tiene que ser siempre.
-¿Y qué es Dum?- pregunté ignorando la explicación metafórica a la que acostumbran estos individuos.
-Él es Dum- Dijo, señalando a su cómplice.

Después de estas palabras él y su acompañante comenzaron a golpear mi abdomen sin que yo me defienda, para terminar con la comunicación de manera abrupta como le gusta a él cuando no encuentro mi celular.




*capacidad craneana promedio de un humano
**NdT: Lamentablemente Dum con hache en el medio puede ser "Duhm" y "Dhum", las dos palabras traen resultados interesantes. Cuando las busqué en google, por ejemplo, Duhm es el apellido de dos tipos copados, Dieter Duhm y Bernhard Duhm. El 1ro es un psicoanalista e historiador obsesionado con la paz y la supracomunicación. El otro es un teólogo que realizó un trabajo de exegesis sobre el profeta Isaías y sobre otro que casualmente tiene el nombre de mi supuesto maestro. En cambio la palabra "Dhum" parece estar referido a un tipo de composición de música hindú. Obviamente no tenía la menor puta idea de todo esto, pero bueno, quién me irá a creer.

14 comentarios:

Regina dijo...

Wow, me gustaron mucho tus escritos, mucho.
Y si, anarkoperonismo y Coltrane, la combinación justa, jaj.

Saludos!

Regi.

Karl Lazaro dijo...

y lilith y lou reed :)

Enfermo Mental dijo...

Castaneda chupala.
Nuestro gurú será siempre más sencillo y su capacidad oracular más profunda.

Lo de la lengua y los ojos es sublime.
Hace un rato lo intenté y creo que me quedé ciego.
Pero ya me va a salir.

Muy pronto: versión impresa de mirá sus ojos, para toda Buenos Aires.

PD: muy buena redacción, excelente sintáxis.

Teodoro Duarte dijo...

Aprendé Don Juan, antes de enseñar (Alusión al comentario del enfermo)
Me entretuve mucho con este escrito, después de la tercera vez que lo leo, lo estoy comentando.
Me gusta mucho la forma en la que escribís, las palabras que utilizas, me hacen sentir bastante gustoso.
Hay muchas cosas dentro, que me parecen geniales.
la calidad gráfica, también me pone contento...

Dr. Dulcamara dijo...

Muy bueno, como siempre.

Saludos

Leopo dijo...

a veces pienso lo mismo de mis ojos.


por eso hay que entrenar para defenderse o conseguir muchas ramas. diez o veinte.


abracito Karl

La puta que no te parió dijo...

Los secretos se revelan caballero, se re-velan.

Mi prosa está llena de lugares comunes, se lo reconozco abiertamente, pero no mi poesía, no mi poesía.

Le dejo un Beeeeeeeeeeeeeeso, volveré cada tanto a por más.

Karl Lazaro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Karl Lazaro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lao dijo...

Me gusto tu escrito. Te voy a decir que, creo que existe una aura de percepción y comunicación que se nos dá en mayor o menor medida con algunas personas.Lo compruebo todo el tiempo. Incluso una captación interior de cosas y hechos anteriormente a que sucedan. Esto requiere basicamente de una atencion para detectarlos y focalizada a percibirlos. Saludos para vos.

Anónimo dijo...

El cuento me gusto aunque no halla podido captarlo del todo.
me gusto la descripcion en cm de la cabeza humana
sin embargo hubiese estado bueno deescribir mas como se solia utilizar la telecomu antes de los celulares,pero bueno el autor sabe bien por que
no lo hizo
y que increible coincidencia la de la palabra dhum o duhm

Laucha dijo...

"Todos fuimos objeto de estas burlas a la esperanza alguna vez."


Todos somos las pruebas vivientes de cosas que a otros sucederán.
Los nombres solos nos camuflan. En el fondo siempre desearemos más.
Y los que tenian más, quizás tenian más.
Si, por ahi no tiene nada que ver con tu escrito y tu razonamiento.
Pero me colgué con esa frase.
Gracias.

Lao dijo...

FELIZ NAVIDAD! QUE TENGAS PAZ!

Jack Kerouac dijo...

Che me parece que en 2020 volvés a publicar