31 dic. 2005

Mi Yom Kippur

Corre corazón cobarde,
ocúltate ante los ojos vistos.
Sabes que el dolor se esconde,
debajo de la verdad, del hastío.
Pensar en vos,
me hacia tanto daño.
Soñarte me desangraba,
y mis manos. Mis manos acariciando
la nada. La predicción, la mentira.
el pensar, el pensar después de pensar
de volver a pensar, y el dolor
de no saber nada. No poder saber
mas que la mentira inventada.
No poder entender mas que la
acción premeditada. Y escupir,
escupir letra tras letra el dolor
y la angustia, de no encontrarte.
No encontrarte corazón que late.
Pena que acompaña, ojos que velan.
No tenerte no sentirte. Y al rozarte.
al tenerte vista de reojo. al poder
mirarte. Escondo estos ojos que
me avergüenzan, escondo el alma,
Esta absolutidad de pensarme
idiota, mediocre, feo, estas ganas
de esconderme del mundo real.
No hacen más que matarme.
No hacen más que obligarme
Abandono. Claudico. Lloro.
Y cada pelea, cada lucha,
cada vez que encuentre placer, dicha, alegría, abandonare, escapare.
Esconderé este ser que me avergüenza,
esconderé esta alma que confunde.
Esconderé esta mente que piensa.
Desaparece, solo así, mi redención
será completa.

No hay comentarios.: