26 jun. 2009

Angélica Liddell

En este mes de muerte donde la tv nos sorprende con ella hasta aburrirnos descubro una chica actriz y dramaturga española. Angélica Liddell tenía un blog y tiene una página que sugiere su muerte en 2008 y una agenda con fechas del 2009, no murió (quiero creer).

Cuando entrás a la pagina comienza una música tan tremendamente triste que recuerdo la escena de David Lynch en la película Mullholand Drive cuando se canta "Llorando". Me dobló el alma escuchar esa canción y ver las fotos de sus obras, todas aniquiladoras y llenas de muerte.

Uno se pregunta una y otra vez cual es el artista de verdad y cual es solamente un artesano. Creo que los artistas crean para sí mismos y no para otros. Es el punto fundamental. Debe nacer de su propia carne el acto de recrear sus pensamientos en un soporte real para verlos realizados.

Beuys dijo que todo acto es una obra de arte y toda persona es un artista
Warhol se apresuraba en decir que el arte carece de magia y solo es una profesión más.

Ojala ellos estén equivocados
Para existir la posibilidad de crear magia mentirla o creer en ella se deben manifestar sus caracteristicas
Ser únicas o buscarlo
Ser sorprendentes
Suscitar emociones


Te voy a extrañar Fernando, Gasshô

1 comentario:

Enfermo Mental dijo...

no se mueren. nos abandonan, loco.