6 jun. 2009

Baires

Vas a cualquier bar donde se ofertan los culos
Culos tambaleando en busca de guita
¡Que importa el novio!
Si ellas ven el papel brillando en mis ojos
Zarandean su culo vendiéndose sin pudor

Nada les importa más que sus botas nuevas
Nada las cohíbe

Maquinas de sexo a monedas
Envidian la sinceridad de las putas
¿Nunca vendiste ese culo por menos de 50 dólares?

2 comentarios:

Matias dijo...

jajaja te dije q tu misoginia está alcanzando níveles estratosféricos. eso no es bueno, pero es divertidísimo..

Oswaldo dijo...

q carajo....??