7 feb. 2011

El blanco de tus ojos

"Nadie puede construir el puente
para cruzar el río de la vida;
nadie, solo tú."
 Friedrich Nietzsche


y mi quilla buscando la parte que se hunde en agua tuya mientras estamos en Península Valdés, vos estás tan linda...




Lo blanco de tus ojos me llama a besarte

me redime

                  en espuma

                                        en cuentos


Hablame del rumbo de pintores locos

Hablame de la calima de las noches

Cuando tu amante de amantes huyó


¡Y qué mejor idea que engañar a todo el mundo!


por el miedo a perderte perdí lo conseguido.

donde quieras irte allá dios te ampare.


Entonces pienso

cómo siempre.

ahora cantame gitana, carita de limo fresco, por si en tu risa encontrara consuelo o lindo arabesco.


Y le robo a Manolo para llevar alimentos
a los chicos en Ituzaingó. Chicos que crecen mal
con finales hidrocéfalos

Si ahora pudiese estar mirando tus ojos
iba a estar escribiendo aquí
de aves enamoradas.

Seremos acratas de bajo consumo.
Devoradores de libros de bolsillo. 
La rosca desgastada del beso de tornillo.

mientras te sirves de entretanto
lo que quieras

Redimirte busco
mas sin sobre saltos


En los garabatos que haces en el papel

Prueba a ser una nube, alcotán sobre praderas.
Si te vienes conmigo volaremos confundidos entre jilgueros y rosas. 


Una versión acústica de algún estúpido mito griego hasta robar toda el alma del momento. Y quedarnos vestidos mientras los sordos en su esperanza se miran en espejos opacos y deformes.


Por qué claveles para una revolución?

Tu sabes que los días apenas nos dan para un vivir apresurado.


Fragua del herrero viejo
Donde remachan los hombres
sus penas al vivo fuego

Donde remiendan los hombres
la herida de los adentros.



Vaya uno a saber... ¡Dios! ¡Qué Mengele decidió que la mentira es el mejor estado del humano! 
¿Por qué hay amores que son prisión?


Hay rosas que vuelan por toda la pieza. Ejectadas desde su tierra. Rectas en su  imperfección. Rojas...

Prueba a surcar ríos, a luchar por ellos.

No sé como vamos a respirar en el espacio pero siempre quise estar ahí.





Melânge dedicado a Manolo Garcia (muy intervenido)

5 comentarios:

Matias B. dijo...

El mejor de los Melànges que he leído.

Creo que con lo de "intervenido" es porque actúan tus letras por ahí perdidas. Explicítamente tuyas, porque en todo melánge actúan las letras del autor. El melánge es algo totalmente nuevo. Un versión, una reinterpretación. Como agarrar una guitarra eléctrica y tocar Libertango, y hacerlo mierda. Es un cóver. Es distinto.

Está intervenido, entonces. Decía. Creo que sé dónde, en qué partes. Pero no importa mucho. Es un gran melánge.

abrazo!

judith dijo...

la rosca desgastada del beso del tornillo...
Es hermoso

verónica dijo...

si, pero no.
Sos buda, la concha de tú madre. Y lo sabes. Y te cagas de la risa.
Y en vez de decir: olvidate. Salís con esto. Y decís: ud está equivocada, desde hace muchos años. No hay trascendencia. Sos una partícula de polvo q chocó contra una chispa. No llegaste a la estrella. Nunca pasó. Sentate acá y floreceme.
Sabes q voy a salir corriendo de todos ustedes.
A gritar, y aún así...
Y yo aún así...
Yeste no lo autorices, la puta madre. Bsos

Karl Lazaro dijo...

la transcendencia obra de formas misteriosas.

Judith dijo...

Sos un sol abrasador.
Y yo un topo en carne viva.
Y me da vértigo.

Me cuelgo,
y se me desborda el agua
Todas las mañanas

Tuve. Elegí.
Qura.
Una.
Imagen.
Entre.
Rojos.
Opacos.

Hace mucho dolor que no veo,
Apolo

Hace muchos mares que tiemblo,
Febo

Tenemos que bailar,
Dionisos

Bailaban oso anoche.
Osos negros, criatura oscura, azul,
tibia, violeta

Necesito tatuarme
y que vengas a hundir mi dolor
a acariciar mi sangre
con tinta lila.

Tengo que pedirte que traduzcas conmigo
que leas esto
que me odies